02 noviembre 2020

Pan de Muerto

Ya sé que llego un poco tarde, solo un día. Me vais a perdonar pero el sábado tuve un arrebato y me puse manos a la obra (masa) y me decidí en preparar una masa levada para preparar un pan de muerto.

Es un dulce típico mexicano, para celebrar la festividad de los santos. Se trata de un brioche con una forma muy particular y un sabor muy nuestro porque lleva el agua de azahar y yo además le he puesto un toque de anís ¡¡fabuloso!! En regiones de España hay postres similares de esas fechas, como los huesos de santo.

El pan consiste en una pequeña esfera en el centro de la parte superior que representa un cráneo y cuatro brazos de huesos que se llaman canillas que representan huesos.
La receta es de mi querida Marta, que borda todo lo que hace, y esta receta no iba a ser menos. Yo le he dado mi toque particular con un chorrito de anís y ha quedado riquísimo. 
Ingredientes:

Para el prefermento:
- 30 g de harina de fuerza, la mía de Lidl.
- 40 g de leche tibia.
- 6 gr de levadura fresca (o 2g de levadura seca de panadero).
Para la masa:
- 220 g de harina de fuerza, yo usé la de Lidl.
- 50 g de azúcar.
- 2 huevos.
- 1 cucharadita de sal.
- 1/2 cucharadita de agua de azahar.
- Un chorrito de anís Chinchón.
- Ralladura de 1 naranja.
- 80 g de mantequilla fría.
- 1 huevo para pintar.
Ingredientes para decorar:
- 20 g de mantequilla derretida.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 1 cucharadita de canela molida.

Preparación:

La noche antes de hacer la masa preparar el prefermento. Juntar todos los ingredientes en un bol y taparlo con film. Llevar al frigorífico hasta el día siguiente. Deberá duplicar más o menos su tamaño. Al día siguiente, sacar 1 hora antes de utilizar para que tome temperatura ambiente.
Para hacer la masa poner en un cuenco el prefermento y todos los ingredientes de la masa excepto la mantequilla y comenzar a amasar una vez integrado todo. A medio amasado integrar la mantequilla y continuar amasando hasta obtener una masa fina y elástica. Puedes hacerlo a mano o en la amasadora con el gancho, yo lo hice en la panificadora de Lidl en el programa 7. Una vez amasado, poner la masa en un cuenco engrasado y dejar que doble su volumen. Cuidado de no sobre-fermentar la masa, al presionar debe recuperar la forma lentamente, si lo hace muy rápido le falta fermentación y si por el contrario no recupera la forma es que la masa está sobre-fermentada; esto influye en la formación de la miga y la estructura de la masa. Una vez fermentado, desgasificar la masa y sacar de la bola tres porciones, dos de 30 g y una de 15 g. Tendremos la masa junto con una pequeña porción y dos un poco más grandes.  Poner un poco de harina en la mesa y bolear la porción pequeña. Con los otros dos trozos más grandes, hacer los huesos. Los estiramos con harina en forma de churro hundiendo los dedos en la masa. En un bandeja de horno con papel de hornear, o sobre un silpat, poner la masa en forma de bola y encima los dos huesos en forma de cruz y la bolita pequeña encima de la unión. Tapar y dejar que duplique su volumen. Precalentar el horno a 175° calor arriba y abajo.  Una vez fermentado, pintar de huevo batido y hornear durante unos 30 minutos o hasta que esté bien dorado. Sacar y dejamos enfriar por completo. Solo nos queda decorar y para ello juntar el azúcar y la canela derretir la mantequilla y pintar el pan y espolvorear el azúcar y la canela.

No hay comentarios:

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com