27 abril 2017

Bizcocho Mágico de Vainilla relleno de Arándanos

Hace ya años que prepare el pastel o tarta mágica (yo lo llamé pastel inteligente). Recuerdo que me sorprendió el corte, se textura y su sabor. Hoy os propongo un bizcocho que también es mágico, con tres capas que se crean en el horneado del mismo como por arte de magia.
La receta esta extraída del libro "Bizcochos irresistibles" de Pastelería creativa. Gracias a Lucas, un compañero de trabajo encantador y que comparte afición por la cocina como yo, por prestarme esta joya de libro. Estuve toda una mañana con la boca abierta (y babeando) por las fantásticas recetas que contiene y por la cuidada fotografía que hacia, según pasaba las hojas, que se me antojaran todos y cada uno de los bizcochos y tartas mágicas que vi en el mismo. 

Prepararos porque haré unas cuantas recetas del mismo porque son tan originales y con un corte tan espectacular que seguro que nos sorprenden pese a que llevemos años haciendo bizcochos. De momento este bizcocho mágico de vainilla relleno de arándanos es el pistoletazo de salida.
Ingredientes:

- 125 g de mantequilla.
- 4 huevos.
- 150 g de azúcar.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 115 g de harina.
- 100 ml de leche.
- 100 g de arándanos.
- Una pizca de sal.

Preparación:

Precalentaremos el horno con calor arriba y abajo a 150º. Derretiremos la mantequilla o bien en un cazo o en el microondas y reservaremos. Separaremos las yemas de las claras. Mezclaremos las yemas con el azúcar. Añadiremos la mantequilla, el extracto de vainilla, la harina tamizada y la leche. Batiremos bien. Agregaremos las claras montadas a punto de nieve con la pizca de sal y las mezclaremos con movimientos envolventes para evitar que se nos bajen mucho. Forraremos la base de un molde desmoldable (engrasado) de 20cm y verteremos la mitad de la mezcla. Repartiremos los arándanos y cubriremos con el resto de la masa. Hornearemos 50-60 minutos. Dejaremos enfriar sobre una rejilla y meteremos en la nevera al menos 3 horas.

24 abril 2017

Mousse de Chocolate Blanco y Fresas

Me resisto a que las fresas estén dando los últimos coletazos de vida de este año así que te propongo otro dulce con ellas que no te dejara indiferente. Es un bocado esponjoso, suave, refrescante y con un sabor a esta fruta delicioso.
Como base a este dulce he puesto los Cereales Fitness Delice Chocolate que entran en la caja Disfrutabox de este mes. He querido que este postre sea un poco mas ligero asi que tan solo los he triturado y no le he añadido nada mas ya que al ir en copa quedan perfectamente. Si quieres hacer una tarta (molde redondo de 18 o 20 cm) tendrás que añadirle mantequilla para que se forme una base solida. Ya sabéis que a mi me gusta la opción de raciones individuales y de hay que me decantara por la opción de vasitos.

Los Cereales Fitness Delice Chocolate están rellenos de chocolate con un 30% menos de grasas que la media de cereales rellenos. Están hechos con trigo 100% integral, vitaminas, calcio y hierro. Tienen una textura ligera y crujiente. En el desayuno son una deliciosa elección. Ademas de darte energía gustan a todos los que los prueban.
La receta original la descubrí en el blog de Carmen. Le he hecho unas pequeñas modificaciones pero la esencia es suya. He de reconocer que esta mujer me tienta mucho con sus recetas. Ya he hecho unas cuantas y siempre salen a la perfección. Así que si no conoces su blog te tiento a que lo visites veras que difícil es salir del mismo sin haber anotado una cuantas recetas para hacerlas cuanto antes.
Ingredientes:

Para la base:
Para la mousse:
- 180 g de chocolate blanco.
- 3 claras.
- 120 g de azúcar glass.
- 300 g de fresas limpias y sin pedúnculo.
- 200 ml de nata de montar.
- 5 hojas de gelatina.
- Una pizca de sal.
Para la salsa de fresas:
- 175 g de fresas limpias y sin pedúnculo.
- 55 g de azúcar.

Preparación:

Comenzamos preparando la mousse y para ello pondremos en agua fría las hojas de gelatina para que se vayan hidratando. En un cazo pondremos a calentar 100 ml de nata y cuando hierva retiraremos del fuego agregaremos el chocolate troceado y dejaremos reposar 3 minutos, removeremos y mezclaremos bien; debe de quedar una mezcla lisa y sin grumos. Añadiremos las hojas de gelatina hidratadas bien escurridas y mezclaremos para que se disuelvan bien. Montaremos las claras junto con el azúcar glass y la pizca de sal hasta que queden bien firmes. Trituraremos las fresas. En un cuenco mezclaremos las fresas junto con la mezcla del chocolate blanco. Añadiremos las claras montadas y uniremos todo bien con movimientos envolventes. Finalmente incorporaremos la nata montada y mezclaremos, nuevamente con movimientos envolventes hasta que obtengamos una masa lisa de color uniforme, debemos procurar no trabajarla mucho para evitar que se nos baje de volumen. Trituraremos los cereales y los pondremos en las copas o vasos de presentación. Sobre ellos, y con ayuda de una cuchara, iremos añadiendo la crema de fresas. Conservaremos en nevera al menos 5 horas. Pasado este tiempo la gelatina ya habrá cumplido su función y podremos hacer la salsa de fresas. Para ello en un cazo pondremos el azúcar junto con las fresas troceadas y dejaremos que se caliente, lo tendremos 5 minutos al fuego y trituraremos. Dejaremos que enfríe y verteremos sobre la mousse. Conservar en nevera.

20 abril 2017

Cheesecake de Naranja

De sobra sabéis que las tartas de queso son mi dulce favorito, antes que el chocolate. Hoy os traigo una combinación deliciosa. No he puesto mermelada de frutos rojos por encima de la tarta, lo que normalmente se suele hacer en este tipo de dulces si no que he preparado un glaseado que le da un toque diferente.
He aprovechado unas naranjas buenísimas y muy dulces que tenia en casa, ya las ultimas de la temporada, que son del huerto de mi suegro. 

El resultado es una tarta bastante esponjosa, no demasiado dulce pero muy agradecida de comer. Yo le he puesto como base la galleta maría de toda la vida y le da un toque a caramelo muy rico.
Ingredientes:

Para la base:
- 70 g de galletas.
- 40 g de mantequilla.
Para el cuerpo del cheesecake:
- 250 g de queso de untar.
- 50 g de mantequilla.
- 45 ml de zumo de naranja.
- 75 g de azúcar.
- 55 ml de leche.
- 45 g de harina.
- 4 g de levadura química.
- Ralladura de media naranja.
- 2 huevos.
- Una pizca de sal.
Para el glaseado:
- 80 ml de zumo de naranja.
- 1 hoja de gelatina.
- 20 g de azúcar.
- 1/2 cucharadita de agua de azahar.

Preparación:

Preparemos la base triturando las galletas y mezclandolas con la mantequilla derretida. Engrasaremos un molde redondo desmoldable de 20cm y pondremos en la base papel de horno. Extenderemos la capa de galletas sobre la superficie del molde y aplastaremos con el dorso de una cuchara. Meteremos en la nevera por espacio de 20-30 minutos. Mientras derretiremos la mantequilla y dejaremos entibiar. Agregaremos el queso de untar, el azúcar y la ralladura de naranja y mezclaremos. Incorporaremos el zumo de naranja y las yemas y batiremos. Añadiremos la harina y la levadura tamizadas. Incorporaremos con movimientos envolventes las claras a punto de nieve, las cuales habremos montado con una pizca de sal para que nos queden mas firmes. Verteremos sobre la base de galleta y hornearemos a 160º con calor arriba y abajo (horno precalentado) durante 1 hora y 20 minutos. Una vez pasado este tiempo dejaremos metido en el horno y con la puerta cerrada 10 minutos. Luego abriremos un poco la puerta y dejaremos que enfríe por completo. Una vez frío el cheesecake prepararemos el glaseado y para ello hidrataremos la gelatina en agua fría durante 5-10 minutos. En un cazo calentaremos el zumo con el azúcar, antes de hervir retiraremos del fuego y agregaremos la gelatina hidratada y escurrida. Removeremos bien. Añadiremos el agua de azahar. Dejaremos reposar 15 minutos a temperatura ambiente para que coja un poco de cuerpo y verteremos sobre el cheesecake. Meteremos en la nevera y lo dejaremos por espacio de 3 horas mínimo.

17 abril 2017

Sabayón de Café y Baileys

Espectacular, es el adjetivo que le pondría a este dulce. El sabor dulce del caramelo mezclado con el del café hace de esta receta un postre de los que crean historia, de los que te van a mandar repetir una y otra vez. El resultado es una crema espumosa que puede tomarse sola (como os propongo hoy), como relleno de tartas o bañando frutas frescas.

Con las claras que te sobren de este dulce puedes preparar unas merengue cookies que son toda una delicia.
He usado Nescafe Azera Espresso Intenso que entra en la caja Disfrutabox de este mes. Es una deliciosa mezcla del mejor café soluble con un café tostado finamente molido. Tiene un sabor y un aroma intenso, con cuerpo y con una deliciosa capa de crema.
El sabayón es una crema de origen italiano. En un principio se elaboraba con yemas crudas pero para hacerla mas segura y rica se paso a elaborar este dulce al baño maría. Entre sus ingredientes se encuentra el vino Marsala pero hoy en día puedes encontrar variantes a la receta original como el que hoy te traigo. Se puede servir caliente o frío.
Ingredientes:

- 4 yemas.
- 50 ml de agua.
- 50 ml de baileys.
- 2 cucharadas de Nescafe Azera Espresso Intenso.
- 60 g de azúcar.

Preparación:

Echar todos los ingredientes en un cuenco de cristal. En una cazuela pondremos agua a calentar y cuando rompa a hervir pondremos el cuenco de cristal y bajaremos la temperatura del fuego para que no se nos cuajen muy rápido las yemas. Batiremos con ayuda de unas varillas eléctricas 15 minutos hasta que se forme una crema que doble volumen y que tenga una textura similar a las claras a punto de nieve. Pasados los 15 minutos retirar del fuego y seguir batiendo otros 5 minutos para que la crema enfríe. Verter en los vasos de presentación y conservar en la nevera. Consumir como mucho 5 horas después de haberlo hecho.

10 abril 2017

Crema de Queso y Yogur con Conguitos

Ya sabéis de mi afición y gusto por los dulces individuales. Hoy os propongo uno delicioso. Me gusta muchísimo el queso y en dulces mas todavía si cabe. 
Este mes la caja Degustabox trae cosas muy interesantes y ricas (esto no es mucha novedad) pero me llamo poderosamente la atención los paquetes de Conguitos. Si ya de por si solos son deliciosos en este dulce que hoy os traigo os va a encantar. Ademas así le damos un uso diferente a los mismos que no comerlos solos. Como no he utilizado toda la bolsa nos hemos dado el gustazo de comerlos en el postre y luego a puñados hasta dejar la bolsa vacía.

Si aun no conoces Degustabox te cuento que es una caja gourmet que llega todos los meses a tu casa para ofrecerte productos gastronómicos novedosos. Para poder adquirir tu primera caja Degustabox al precio de 9,99€ en lugar de 14,99€, tan solo tienes que introducir el código 1038 al realizar tu pedido. Veras que alegría cuando la recibas y la emoción de abrirla.
Esta crema queda densa y con cuerpo y te queda un regustillo muy rico combinandola con el toque salado del cacahuete y el dulzon del chocolate. En casa ha gustado mucho asi que me veo comprando paquetes y paquetes de Conguitos para hacerla unas cuantas veces esta primavera y verano.
Ingredientes:

- 250 g de queso mascarpone.
- 125 g de yogur griego.
- 40 g de azúcar.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 1 cucharadita de zumo de limón.
- 60 g de Conguitos.

Preparación:

En un cuenco mezclaremos con ayuda de unas varillas el queso junto con el azúcar y el yogur. Añadiremos el extracto de vainilla y el zumo de limón. Batiremos bien hasta que obtengamos una masa lisa y sin grumos. Verteremos en las copas o vasos de presentación. Meteremos en la nevera al menos dos horas. Con la hoja del cuchillo trituraremos unos cuantos Conguitos y los espolvorearemos encima de cada copa o vasito. Pondremos unos cuantos Conguitos enteros a modo de decoración.

05 abril 2017

Trufas de Chocolate y Caramelo

Con lo que a mi me gustan los dulces de bocado y la de tiempo que llevaba sin preparar uno de ellos. He puesto fin a este "sin vivir" con estas riquísimas trufas.

Son ligeras, tiernas, con un sabor increíble. La mezcla del caramelo y del chocolate es fabulosa y la cremosidad viene dada por la nata.
Como bien os decía un poco más arriba la nata es fundamental en esta receta. He utilizado la que siempre uso en casa, la de la Central Lechera Asturiana. Me gusta mucho su textura y su sabor. Un plus de la misma es que viene en un envase de 200 ml con su tapón de rosca para darnos una mayor facilidad y practicidad a la hora de cocinar y que es sin lactosa. Todos los intolerantes a la lactosa podéis hacer esta receta con esta nata y con una mantequilla sin lactosa.

La nata es uno de los tantos productos que he recibido en casa en la caja Degustabox de este mes. ¡Ay que ver lo que me gusta esta caja gourmet! Cuando pienso que cada mes no pueden sorprenderme lo vuelven a conseguir. Si quieres hacerte con la tuya tan solo tienes que introducir el código 1038 al realizar tu pedido para la primera caja y te saldrá a un precio de 9,99€ en lugar de 14,99€.
Ingredientes:

- 75 g de azúcar.
- 2 cucharadas de agua.
- 75 g de mantequilla.
- 130 g de chocolate fondant.
- 3 cucharaditas colmadas de cacao puro en polvo. 

Preparación:

Haremos el caramelo en un sartén poniendo el azúcar y el agua. Lo pondremos a fuego medio alto y dejaremos que coja un tono dorado. Derretiremos el chocolate al baño maría o en el microondas en tandas de 20 segundos y reservamos. Una vez hecho el caramelo retiraremos del fuego y agregaremos la mantequilla en dados, de uno en uno, y dejaremos que esta se derrita por completo. Volveremos a poner la sartén al fuego y añadiremos la nata, removeremos con ayuda de una cuchara de madera, hasta que obtengamos una mezcla uniforme. Añadiremos el chocolate derretido y mezclaremos bien hasta que queden todos los ingredientes bien integrados. Verteremos en un molde de cristal rectangular o cuadrado dejaremos enfriar a temperatura ambiente y meteremos en la nevera al menos 3 horas, o en el congelador 1. Una fría la mezcla ha cogido cuerpo e iremos haciendo bolitas pequeñas que rebozaremos en el cacao. Dejar reposar en nevera. Sacar 15 minutos antes de consumir.

27 marzo 2017

Milk Chocolate Bundt Cake

Que no os de pereza encender el horno cuando del mismo vaya a salir una maravilla como la que os traigo hoy. Un bundt cake de los de quitarse el sombrero. Chocolateado por partida doble porque no solo lleva chocolate si no que, rizamos el rizo, añadiéndole sirope de chocolate. El sumun para los chocoadictos.

La receta es del último libro de Bea Roque. ¡¡Tiene recetas fantásticas!! Poco a poco iré haciéndolas y compartiéndolas con vosotr@s. Espero que os guste tanto como a mi.
Para hacer el buttermilk casero he utilizado la leche Únicla que entra en la caja Disfrutabox de este mes. Es tan sencillo como agregar a la misma un chorrito de limón (como he hecho yo esta vez) o de vinagre blanco. 

Únicla es leche gallega 100% natural, única por sus cualidades nutricionales como por su extraordinario sabor. Tiene un 18% menos de grasas saturadas con Omega 3, CLA, calcio y antioxidantes.
Este bundt cake es jugoso, tierno, con un sabor intenso a chocolate. Muy agradecido para untarlo en la leche. Es adictivo y querrás varios trozos para desayunar. Va a durar un suspiro en casa.
Ingredientes:

- 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 200 g de azúcar.
- 4 huevos.
- 360 g de harina.
- 3/4 cucharadita de levadura química.
- 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 230 ml de leche Únicla.
- Un chorrito de limón (10 ml aproximadamente).
- 200 g de chocolate fondant.
- 120 ml de sirope de chocolate.

Preparación:

Derretiremos chocolate junto con sirope de chocolate hasta que obtengamos una mezcla lisa y uniforme. En un cuenco podremos la leche con el chorrito de limón y dejaremos que este actúe durante 15 minutos así haremos un buttermilk casero. Batiremos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una masa cremosa y lisa. Añadiremos los huevos uno a uno, no incorporaremos el siguiente hasta que el anterior este por completo incorporado. Añadiremos a la masa la mezcla de chocolate y el sirope y el extracto de vainilla. Es el momento de incorporar los ingredientes secos, es decir, la harina, la levadura, el bicarbonato sódico y la sal (todos ellos tamizados) y los iremos intercalando con el buttermilk en tres veces. Horneraremos 45-55 minutos a 170º con horno precalentado y con calor arriba y abajo.

22 marzo 2017

Amaretti de Chocolate

Hace meses que no preparo galletas y ya me iba apeteciendo hacer una receta. Esta vez chocolateadas y de bocado. Son sencillísimas de preparar, no precisan de ningún ingrediente extraño ni de ningún útil, o herramienta, mas que tus manos.
Las he decorado con azúcar glass pero puedes prescindir del mismo. Son unas galletas un poco húmedas en su interior que las hace muy jugosas. Son ideales para la merienda con un buen café caliente.
Ingredientes (20 unidades):

- 115 g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 35 g de azúcar glass.
- 1/2 cucharadita de extracto de almendra amarga.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 110 g de harina.
- 30 g de cacao en polvo.
- Una pizca de sal.
- Una cucharadita de azúcar glass para decorar.

Preparación:

Batiremos la mantequilla junto con el azucar glass y los extractos (el de almendra y el de vainilla). Añadiremos la harina, el cacao y la sal; todos ellos tamizados y mezclaremos bien hasta que consigamos una masa lisa y homogénea. Haremos una bola y la envolveremos en film transparente. La meteremos en la nevera por espacio de 1 hora. Pasado este tiempo haremos bolitas del tamaño de una nuez, las iremos depositando en un bandeja de horno, sobre la que habremos puesto un silpat o papel de horno. Hornearemos a 170º, con calor arriba y abajo y horno precalentado, durante 12-15 minutos.

16 marzo 2017

Mousse con Sabor a Tarta de Manzana

Ya va apeteciendo comer cosas frescas y que se preparen de manera rápida y, a ser posible, con antelación. Hoy os doy la solucion para el postre de mañana o de este fin de semana con esta mousse con un sabor novedoso y delicioso.
De todos los productos que entraban en la caja Disfrutabox de esta mañana me he decantado por la infusión de tarta de manzana con caramelo. Ya sabéis que no me gustan nada las infusiones ni los tes pero es verlos y mi cabeza ingenia mil y una recetas con ellos como ingrediente. Esta vez ha sido una mousse la receta que he hecho con este ingrediente.

Se trata de una infusión dulce con un sabor jugoso y dulzón de la tarta de manzana caramelizada. Mientras infusionaban las bolsitas en la leche me llegaba el rico olor que dejaban y me resultaba delicioso y muy tentador. Imaginaba el sabor que daría a la mousse solo esperaba en no haberme quedado corta en las bolsitas a infusionar. 
En cuanto la mousse enfrió, bueno os contare la verdad... no deje que enfriara... rechupetee la lengua con la que me había ayudado a rellenar los vasos de presentación y me encanto el sabor. El equilibrio perfecto de sabor a caramelo, manzana, azúcar, nata... Tenéis que hacerla y probarla para saber de que os hablo porque con palabras no alcanzo a describiros lo riquísima que me supo.
Ingredientes:

- 200 g de nata de montar con un 35% en materia grasa como mínimo.
- 100 ml de leche.
- 40 g de azúcar.
- 1 y 1/2 hojas de gelatina.

Preparación:

Hidrataremos las hojas de gelatina en agua fría durante al menos 10 minutos. Calentaremos la leche e infusionaremos las bolsitas de te de tarta de manzana durante 30 minutos. Pasado este tiempo escurriremos bien las bolsitas y volveremos a calentar la leche junto con el azúcar y agregaremos la gelatina hidratada y bien escurrida. Removeremos hasta que esta se disuelva por completo en la leche y el azúcar. Finalmente montaremos la nata que deberá de estar muy fría. Agregaremos un poco de la nata a la leche y mezclaremos con movimientos envolventes. Añadiremos el resto de la nata y mezclaremos con movimientos suaves y envolventes hasta que tengamos una crema esponjosa y lisa. Verteremos en los vasitos de presentación y dejaremos que la gelatina coja cuerpo en la nevera por espacio de 4 horas.
 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com