28 enero 2019

Tarta de Queso Polaca

La tarta que os traigo hoy se llama tarta sernik o tarta de queso polaca. Tiene una elaboración un tanto especial y con un relleno de pasas emborrachadas en licor delicioso.

Os he de confesar que la masa quebrada me resultó un poco complicada trabajarla ya que al estirarla se me rompía. Pero no desistí en mi empeño y volvía a colocar masa donde se me quebraba y luego lo alisaba con el rodillo y finalmente pude cubrir el molde. 
La receta es del blog de Montes. Ya sabéis que las tartas de queso son mi debilidad y esta me resultó muy llamativa por su elaboración e ingredientes. 

Yo he utilizado un molde de 24cm desmontable y otro de 16cm. Sale muchísima cantidad, cosa que no nos ha importado ya que es una tarta deliciosa.

No te asustes al ver tanto ingrediente y tanto paso a paso. Ten paciencia que el resultado bien merece la pena.
Ingredientes:

Para la masa quebrada:
- 240 g de harina..
- 70 g de azúcar.
- 120 g de mantequilla fría.
- 20 g de agua fría.
Para el relleno:
- 160 g de harina de trigo.
- 3 cucharaditas de levadura química.
- 100 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
- 1.250 g de queso quark.
- 6 huevos, separadas las yemas de las claras.
- 280 gr de azúcar.
- 1/2 cucharadita de sal.
- 100 ml de nata para montar (mín. 35% M.G.).
- 1 cucharadita de vainilla en pasta o extracto de vainilla.
- Ralladura de 1 limón.
- 100 g de pasas.
- Ron o vino dulce para remojar las pasas.
- Azúcar glass para decorar.

Preparación:

Unas dos horas antes de empezar a hacer la tarta, ponemos las pasas a remojar en ron o en vino dulce. También preparamos la masa quebrada: mezclamos la harina con el azúcar en un cuenco,y añadimos la mantequilla fría. Mezclamos bien, añadiendo el agua poco a poco, hasta que consigamos una masa uniforme, manejable y no pegajosa. Formamos una bola con ella, la envolvemos en film transparente y la dejamos en la nevera. Dos horas después, precalentamos el horno a 180º, calor arriba y abajo. Estiramos la masa con un rodillo y la colocamos en el fondo y parte de las paredes del molde, previamente engrasado con un poco de mantequilla. Llevamos a la nevera mientras preparamos el relleno. Separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos en la nevera. Tamizamos la harina junto con la levadura y la sal. Reservamos. En el bol de la batidora de varillas ponemos el azúcar y la mantequilla a temperatura ambiente. Batimos hasta que aumenten de volumen, y añadimos las yemas de huevo. Volvemos a batir hasta que blanqueen. Añadimos el queso, la nata, la vainilla y la ralladura de limón. Batimos unos segundos para mezclar. Añadimos la mezcla de harina y levadura. Mezclamos unos segundos, lo justo para integrar la masa. Añadimos las claras montadas y mezclamos suavemente con una espátula, hasta obtener una masa lisa y sin grumos. Por último incorporamos las pasas, bien escurridas, y mezclamos de nuevo todo con una espátula. Vertemos la masa en el molde y llevamos al horno durante aproximadamente una hora. Pasado ese tiempo, apagamos el horno y dejamos dentro la tarta al menos una hora. Luego abrimos un poco la puerta del horno y dejamos que se enfríe por completo dentro del horno. Después la sacamos y la llevamos a la nevera. Antes de consumir, espolvoreamos por encima un poco de azúcar glass.

21 enero 2019

Rosquillas de Naranja y Anís

¡Cómo apetece un dulce casero a mitad de tarde con un buen chocolate caliente! ¿verdad? Yo no he querido privarme de este lujo y hoy mismo me he puesto manos a la obra (mejor dicho a la masa) y he preparado estas riquísimas rosquillas.

Son súper sencillas de preparar y las tienes listas en menos de una hora. Yo no pude evitar la tentación y me comí un par de ellas calentitas.
Para la elaboración de estas rosquillas he utilizado uno de los productos que entran en la caja Disfrutabox de este mes, la leche evaporada Ideal de Nestlé

En casa la uso bastante como sustituta a la nata y me va muy bien. Sobre todo en las quiches ¡qué en casa gustan mucho!

La leche evaporada Ideal es 100% leche recogida diariamente de los pastos de Galicia que, por evaporación, se le ha quitado una parte del agua. Contiene todas las propiedades de la leche de vaca y con mayor concentración de nutrientes, siendo la alternativa a la nata, que ayuda a que los platos sean ligeros y cremosos.

Nestlé innova en el mercado y lanza la nueva leche evaporada Ideal sin lactosa, la primera en el mercado español y europeo. La leche evaporada Ideal sin lactosa se presenta en el formato habitual de 525 gramos, fácil de usar, cómodo y práctico. Cuenta con tapón anti-goteo, que facilita su manipulación y conservación, ya que no necesita nevera.
Ingredientes (40 unidades):

- 1 huevo L.
- 75 g de azúcar.
- 100 ml de leche evaporada Ideal.
- Ralladura de 1/4 naranja.
- 50 ml de aceite de girasol.
- 50 ml de anís.
- 400 g de harina.
- 8 g de levadura química.
- Una pizca de sal.
- Aceite de girasol para freir.
- Azúcar para el rebozado.

Preparación:

Batir el huevo junto con el azúcar. Agregar el aceite de girasol y la ralladura de naranja y mezclar. Incorporar la leche evaporada y el anís. Batir hasta mezclr bien. Añadir la harina, la levadura y la sal (todas ellas tamizadas) y amasar. Nos ayudaremos de las manos para integrar bien todos los ingredientes. Dejar reposar la masa 20 minutos. En un cazo poner abundante aceite y calentar para freir las rosquillas. Coger pequeñas bolas, tamaño de pin pong, con las manos engrasadas en aceite y aplastar ligeramente haciendo un agujero en el medio. Freir a fuego medio durante un par de minutos y dar la vuelta a las rosquillas y freir durante otros dos o tres minutos. Sacar y dejar sobre papel de cocina para que absorvan el aceite sobrante y rebozar en azúcar.

07 enero 2019

Cheesecake de Baileys

Mi primera receta del año no podía ser otra que un dulce. ¿Y cual es el dulce que me gusta más? La tarta de queso. Así que he decidido darme un capricho y preparar esta deliciosa tarta.

Antes de nada desearos un muy feliz año nuevo. Espero que estos días de Navidades hayan sido de descanso, de encuentros y de mucho cariño.
Pero ya hemos vuelto a la realidad y para que esta se nos haga más llevadera os propongo una receta deliciosa. He coronado este cheesecake con una mermelada rica, riquísima, de Darbo. No había tenido la suerte de haberla probado hasta que este mes ha entrado un bote de sabor de fresa en mi caja Degustabox. Se nota que está hecha con frutas de alta calidad porque el sabor es magnífico. Me ha encantado su textura, color y sabor.

A estas alturas ya debes de conocer la caja Degustabox pero por si acaso no es así te comento que es una cajita gourmet que te llega a casa todos los meses con productos novedosos. Si quieres recibir tu primera caja Degustabox a un precio imbatible, introduce el código 1038 al realizar tu pedido y te costará tan solo 7,99€ en lugar de 14,99€.
Ingredientes:

Para la base:
- 90 g de galletas tipo Digestive.
- 45 g de mantequilla fundida.
Para el cheesecake de baileys:
- 430 g de queso de untar.
- 85 g de azúcar.
- 5 g de harina.
- 2 huevos.
- 60 ml de crema de licor Baileys.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
- Una pizca de sal.

Preparación:

Lo primero de todo será preparar la base y para ello triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla. Verter en un molde redondo (desmoldable) de 18cm sobre el que habremos puesto un papel de horno. Extender la mezcla de galletas y mantequilla con ayuda del dorso de una cuchara. Conservar en nevera. Para hacer el cheesecake batir el queso junto con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que consigamos una mezcla suave. Agregar la harina y la sal y mezclar. Incorporar los huevos de uno en uno, no agregar el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la mezcla. Añadir el baileys y batir. Verter esta mezcla sobre la base de galletas. Hornear, horno precalentado a 180º 20 minutos y bajar la temperatura a 130º 70-80 minutos o hasta que lo pinchemos con un palillo y este salga limpio. Una vez hecho dejar en el horno hasta que enfríe con la puerta cerrada. Dejar reposar en nevera (mejor de un día para otro). Verter 3 cucharadas generosas de mermelada de fresa sobre el cheesecake. Para decorar podemos rallar un poco de chocolate blanco y negro.
 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com