07 enero 2019

Cheesecake de Baileys

Mi primera receta del año no podía ser otra que un dulce. ¿Y cual es el dulce que me gusta más? La tarta de queso. Así que he decidido darme un capricho y preparar esta deliciosa tarta.

Antes de nada desearos un muy feliz año nuevo. Espero que estos días de Navidades hayan sido de descanso, de encuentros y de mucho cariño.
Pero ya hemos vuelto a la realidad y para que esta se nos haga más llevadera os propongo una receta deliciosa. He coronado este cheesecake con una mermelada rica, riquísima, de Darbo. No había tenido la suerte de haberla probado hasta que este mes ha entrado un bote de sabor de fresa en mi caja Degustabox. Se nota que está hecha con frutas de alta calidad porque el sabor es magnífico. Me ha encantado su textura, color y sabor.

A estas alturas ya debes de conocer la caja Degustabox pero por si acaso no es así te comento que es una cajita gourmet que te llega a casa todos los meses con productos novedosos. Si quieres recibir tu primera caja Degustabox a un precio imbatible, introduce el código 1038 al realizar tu pedido y te costará tan solo 7,99€ en lugar de 14,99€.
Ingredientes:

Para la base:
- 90 g de galletas tipo Digestive.
- 45 g de mantequilla fundida.
Para el cheesecake de baileys:
- 430 g de queso de untar.
- 85 g de azúcar.
- 5 g de harina.
- 2 huevos.
- 60 ml de crema de licor Baileys.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
- Una pizca de sal.

Preparación:

Lo primero de todo será preparar la base y para ello triturar las galletas y mezclarlas con la mantequilla. Verter en un molde redondo (desmoldable) de 18cm sobre el que habremos puesto un papel de horno. Extender la mezcla de galletas y mantequilla con ayuda del dorso de una cuchara. Conservar en nevera. Para hacer el cheesecake batir el queso junto con el azúcar y el extracto de vainilla hasta que consigamos una mezcla suave. Agregar la harina y la sal y mezclar. Incorporar los huevos de uno en uno, no agregar el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado en la mezcla. Añadir el baileys y batir. Verter esta mezcla sobre la base de galletas. Hornear, horno precalentado a 180º 20 minutos y bajar la temperatura a 130º 70-80 minutos o hasta que lo pinchemos con un palillo y este salga limpio. Una vez hecho dejar en el horno hasta que enfríe con la puerta cerrada. Dejar reposar en nevera (mejor de un día para otro). Verter 3 cucharadas generosas de mermelada de fresa sobre el cheesecake. Para decorar podemos rallar un poco de chocolate blanco y negro.

No hay comentarios:

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com