12 febrero 2018

Galletas Craqueladas de Jengibre y Cúrcuma

Pese a que ya hace tiempo que deje el reto de hacer una galleta al mes me sigue tentando la idea de seguir preparando nuevas masas con nuevos sabores.

Las infusiones no me gustan bebidas pero si cuando las utilizo para elaborar dulces. Les aporta un aroma y sabor increíbles.

Hoy te traigo la receta perfecta para enamorar a tu pareja. Si las metes en una caja bonita con una tarjeta que tenga un mensaje de amor seguro que aciertas con el regalo. No compres nada, hazlo tu mismo y enamora. Todo hecho con cariño y en casa gusta mucho más.
Esta vez he probado una infusión totalmente novedosa que ha entrado en la caja Disfrutabox de este mes. Al ver que era de jengibre y cúrcuma no se me venia a la cabeza ninguna receta para utilizarla pero ha sido abrir un sobrecito de la infusión y visualizar una galleta. Y este es el resultado de lo que yo visualice. Una galleta con sabor, aroma, esponjosas y cubiertas de una capa de azúcar muy dulce. Visualmente son muy atractivas por su grietas y tientan nada mas verlas ¿verdad que si? Anota la receta porque te va a encantar.
Ingredientes (16 unidades):

- 30 g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 50 g de azúcar.
- 1 cucharadita de ralladura de naranja.
- 1/4 de cucharadita de jengibre molido. 
- 1 huevo.
- 140 g de harina.
- 1/2 cucharadita de levadura química.
- Una pizca de sal.
Para la infusión:
- 100 ml de agua caliente.
Para rebozar:
Azucar glass.

Preparación:

Mezclar el agua caliente para la infusión con las bolsitas de jengibre y cúrcuma durante 30 minutos dejándolo tapado. Mientras batir la mantequilla con el azúcar, el jengibre molido y la ralladura de naranja hasta lograr una mezcla blanquecina. Añadir 3 cucharaditas de la infusión de jengibre y cúrcuma y el huevo y mezclar. Incorporar la harina, la levadura y la sal (todas ellas tamizadas). Mezclar hasta conseguir una masa blanda. Envolver en papel film y meter en el congelador por espacio de 30 minutos. Pasado el tiempo ir cogiendo porciones de la masa y hacer bolas. Rebozarlas en abundante azúcar glass. Poner en la bandeja del horno, sobre la cual habremos puesto un silpat o papel de horno, y hornear (horno precalentado con calor arriba y abajo) durante 15 minutos a 180º. Una vez fuera del horno no manipularlas porque aun están blandas. Dejar reposar en la bandeja al menos 5 minutos. Pasar a una rejilla y dejar enfriar por completo.


2 comentarios:

marijose dijo...

Ummmm me han encantado, besos

Vino y Miel dijo...

Tienen que ser todo un vicio estás galletas, te han quedado con un aspecto precioso. Un abrazo

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com