15 julio 2016

Tarta de Queso y Chocolate Blanco

No me canso de las tartas de queso. Y las que no se elaboran con horno me gustan muchísimo más que las horneadas. Además de evitarnos el sofoco de tener que soportar el colorazo que supone encender el horno en verano entran muy bien. Son fresquitas y super apetecibles. 

Tienen además otra ventaja, si le añadimos fruta de temporada, como son las cerezas en este caso, le añadimos un plus a la tarta de queso. Podemos agregarle mermelada de fresas, frambuesa, frutos rojos (si son caseras mejor que mejor) y disfrutamos de un rico cheesecake y de frutas que están ricas, ricas de verdad.
Además este cheesecake tiene otro plus añadido, además de las deliciosas cerezas, el chocolate blanco. Me ha resultado deliciosa la combinación del queso y del chocolate blanco. Os recomiendo hacer la tarta el día anterior a su consumo ya que gana en sabor y textura. 

Esta fue una de las tartas que llevé a la fiesta de fin de curso de Ana y gustó mucho así que métete en la cocina ya y ponte con ella porque tus amigos, familia, vecinos... en cuanto la prueben te van a querer un poquito más si cabe.
Ingredientes:

Para la base:
- 120 g de galletas maría.
- 50 g de mantequilla derretida.
Para el cheesecake:
- 200 g de queso de untar.
- 500 ml de nata de montar.
- 200 ml de leche.
- 115 g de azúcar.
- 2 sobres de cuajada.
- 150 g de chocolate blanco.
Para la confitura de cerezas:
- 350 g de cerezas.
- 60 g de azúcar.
- Un chorrito de zumo de limón.
- 1 lámina de gelatina.

Preparación:

Comenzaremos preparando la base del cheesecake y para ello trituraremos las galletas con un ayuda de la batidora o metiéndolas en una bolsa y aplastándolas con un rodillo. Una vez trituradas las mezclaremos con la mantequilla derretida. En un molde desmoldable de 20 cm pondremos papel parafinado en la base y sobre el mismo pondremos las galletas con la mantequilla. Repartiremos uniformemente y alisaremos con el dorso de una cuchara. Meteremos en la nevera para que se vaya endureciendo. Mientras prepararemos el relleno del cheesecake. En la leche pondremos los 2 sobres de cuajada y la disolveremos bien. En una cazuela batiremos el queso de untar, el chocolate blanco, la nata y el azúcar y dejaremos que hierva; en este momento incorporaremos la leche con la cuajada y dejaremos que vuelva a hervir. No dejaremos de remover para evitar que se nos pegue. Notaremos como va espesando la mezcla. Cuando rompa a hervir verteremos sobre la base de galleta. Dejaremos que enfríe a temperatura ambiente, taparemos con film transparente y meteremos en la nevera para que enfríe y se solidifique la cuajada. Dejaremos en la nevera, al menos 8 horas. Una vez pasado este tiempo elaboraremos la confitra de cerezas y para ello quitaremos el rabito y la pepita de las cerezas. Hidrataremos la gelatina en agua fría durante al menos 10 minutos. En una cazuela pondremos las cerezas, el azúcar y el limón, cuando rompa a hervir dejaremos que cueza 20 minutos removiendo de vez en cuando. Pasados los 20 minutos agregaremos la gelatina escurrida y dejaremos que se disuelva. Dejaremos que temple y verteremos sobre el cheesecake. Una vez frío volveremos a conservar en la nevera hasta su consumo.

4 comentarios:

manu dijo...

A mi también me encantan los Cheesecakes. La verdad es que es un pastel que puede ser ligero y wue diempre apetece. Preciosas fotos!!
Besos

São Ribeiro dijo...

Adoro cheesecake, de chocolate branco nunca fiz.
Este ficou tão lindo.

CocinandoCon Mandil dijo...

Menuda pinta tiene la tarta,me la llevo ya para casa........¡¡¡¡¡
Seguro que gustara a todos¡¡¡
Feliz semana y besitos¡¡

susana izquierdo dijo...

Tambien son mi debilidad las tartas de queso y mucho más el chocolate blanco lo prefiero mil veces más que el chocolate con leche, riquisima receta, me la apunto muchas gracias!!

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com