18 diciembre 2014

Magdalenas de Pera y Plátano

No me he olvidado este mes del reto magdalenero que me propuse allá por el 2010. Ya han pasado cuatro años y me sigue encantando elaborar una magdalena, cupcake o muffin cada mes. Aunque este año no he podido llevar a cabo el reto del libro (falta de tiempo) si he conseguido continuar con el de las magdalenas y el de las galletas.
Este mes os propongo una receta bien jugosa y cargada de fruta. Me chiflan este tipo de elaboraciones aunque duran menos en el tiempo que aquellas que no llevan fruta fresca entre sus ingredientes.

Presentándola en unos moldes de papel bonitos me parecen un buen detalle para amigos y familiares en estos días de fiesta que se avecinan ¿no creéis? 
Ingredientes:

- 50 grms de mantequilla en pomada (a temperatura ambiente).
- 85 grms de azúcar.
- 100 ml de leche.
- 2 peras maduras pero firmes.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 1 huevo.
- 200 grms de harina.
- 1 cucharada de levadura química.
- Una pizca de sal.
- 1 plátano maduro.

Preparación:

Precalentaremos el horno a 180º con calor arriba y abajo. Reservaremos unas 20 láminas de pera (pelada y sin corazón) para decorar nuestras magdalenas. El resto de las peras lo cortaremos en dados pequeños. Batiremos el azúcar junto con la mantequilla. Agregaremos los dados de pera. Añadiremos el huevo y seguiremos batiendo. Incorporaremos la leche, y el extracto de vainilla. Cortaremos el plátano en cubos pequeños y se lo agregaremos a la masa. Es el momento de añadir los ingredientes secos la sal, la harina y la levadura (todos ellos tamizados). Mezclaremos bien y pondremos la masa en los moldes de papel elegidos llenándolos en sus 2/3 partes. Decoraremos con las laminas de pera que hemos reservado. Hornearemos durante 20-25 minutos o hasta que los pinchemos con un palillo y este salga limpio.

15 diciembre 2014

Tarta de Queso de la Viña

Ya sabéis que me chiflan las tartas de queso. Creo que es mi postre por excelencia, antes que el chocolate. Me encanta su textura, su sabor, su cremosidad... Se que sois muchos los que también las adoráis y hoy os traigo una muy muy muy rica y super sencilla de preparar. 

Como bien sabéis ahora no tengo mucho tiempo para cocinar. Con dos pequeñiñas en casa, y una de ellas recién nacida, las 24 horas del día no dan para mucho teniendo en cuenta que el sueño está presente muy a menudo en las hora diurnas. No obstante es tan sencilla de preparar esta receta y tiene tan pocos ingredientes que se prepara en un abrir y cerrar de ojos. Si he podido prepararla yo con cero minutos libres al día tu también puedes.
Para acompañar esta maravilla de tarta de queso lo he hecho con una mermelada de excepción, la mermelada Rapsodia de arándanos silvestres de St. Dalfour que entraba en la caja Disfrutabox de este mes. Solo con ver el bote quedé enamorada de la misma pero al abrirlo y probarla supe que iría perfecta para una tarta de queso. Y dicho y hecho. Os puedo asegurar que hacen el matrimonio perfecto.
Ayer fue el cumpleaños de mi madre y aprovechando que está en casa echándonos un cable con las niñas quise darle una sorpresa preparándole una tarta. Mi madre es muy golosa, casi tanto o más que yo, así que cualquier cosa que le preparara sabía que le iba a gustar. 

La tarta que nos proponía Beatriz en su blog fue la elegida, la tenía en lista de pendientes desde que la vi y en cuanto he podido me ha lanzado a hacerla. Ahora solo me queda ir a San Sebastián (que me pilla tan cerquita) para probar la auténtica y poder comparar en sabores. No sé cual estará más rica porque la que hoy os propongo está de quitarse el sombrero.
Ingredientes:

- 1/2 kilo de queso de untar.
- 250 ml de nata líquida.
- 3 huevos.
- 175 grms de azúcar.
- 1/2 cucharada de harina.

Preparación:

En un cuenco grande y con ayuda de la batidora, batiremos todos los ingredientes salvo la mermelada de arándanos. Posteriormente engrasaremos un molde redondo desmoldable (yo use uno de 20cm). Verteremos la mezcla y hornearemos a 200º durante 50 minutos, horno precalentado con calor arriba y abajo. Comprobaremos que está hecha pinchando con un palito de brocheta y este salga limpio. Nos saldrá del horno bastante hinchado pero perderá volumen a los pocos minutos de haberlo sacado. Dejar reposar en el molde hasta que se enfríe desmoldar y conservar en la nevera. Está mejor de un día para otro. Cuando lo vayamos a servir lo cubriremos con la mermelada de arándanos.

10 diciembre 2014

Galletas Exprés Crujientes

De repente te avisan de que vas a tener una visita esta misma tarde, andas sin tiempo y sin muchas ganas de meterte en la cocina ya que tienes muchas cosas que hacer pero quieres pasar una tarde con un café, un buen dulce y una amena charla ¿qué haces? Estas deliciosas galletas crujientes exprés.

Ya sabéis que la semana pasada nació mi pequeñina Vega y he tenido varias visitas en casa para venir a conocer a la nena y esta receta me ha venido a las mil maravillas para poder degustar algo dulce casero sin tener que pasarme horas muertas en la cocina (horas que no tengo).
Tan solo tardarás 15 minutos en elaborarlas más el tiempo de horneado que son 5 más y vas a quedar como una reina, vamos que nuestra visita se va a ir con un muy buen sabor de boca. De hecho te pedirán la receta y sino ya me lo contaréis.

Gracias a Carmen por salvarme todas esas tardes de visitas inesperadas al compartir esta receta. Yo tan solo hago dos tortitas y me cunde bastante ya que no utilizo un cortador muy grande pero un día de estos me hago una tortilla entera para mi sola, porque me lo merezco.
Ingredientes para unas 24 "galletas" (dependerá del tamaño del cortador):

- 2 tortillas de trigo.
- 2 cucharadas de azúcar.
- 1/2 cucharadita de canela en polvo.
- 25 grms de mantequilla fundida.

Preparación:

Precalentaremos el horno a 200º con calor arriba y abajo. Cubriremos la bandeja con papel vegetal o un silpat. En un plato mezclaremos el azúcar con la canela. Cortaremos las tortillas con los cortadores elegidos (podemos marcar el cortador y ayudarnos de una tijera para cortar) y colocaremos sobre el silpat o papel vegetal. Pincelaremos con la mantequilla fundida y espolvorearemos con el azúcar y la canela. Hornearemos hasta que estén doradas, sobre unos 5 min. También podemos hacerlas fritas y para ello, una vez cortadas, freír en abundante aceite, rebozar en el azúcar y dejar sobre papel absorbente.
 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com