25 octubre 2016

Tarta Kinder Delice

Hoy os traigo una tarta especial porque bien puede ser la reina de una celebración con muchos invitados. Cunde mucho porque es bastante grande. Aunque si quieres darte el gustazo en pequeñas dosis siempre puedes dividir los ingredientes y hacerla para alguna reunión o encuentro más pequeño.

Que no te de miedo todo el proceso de elaboración, se hace por partes y en días diferentes así que repartimos el trabajo. Es mucho más sencilla de lo que parece.
Esta tarta la hice para celebrar el cumpleaños de Ana con sus amigos del cole y gustó mucho (sobre todo el relleno). A mi el bizcocho me resultó muy denso pero para que la tarta pueda partirse bien y no se desmorone tiene que ser así. Alguna parte de la misma tiene que tener la consistencia suficiente como para poder hacer porciones en condiciones.

Para los amantes del chocolate y de la nata (una combinación perfecta y deliciosa) esta es vuestra tarta. El corte además es precioso. La receta es de Cristina y no dudé ni un segundo en prepararla en cuanto tuviera una ocasión que así lo mereciera. Un éxito.
Ingredientes:

Para el bizcocho de chocolate:
- 4 huevos.
- 250 g de azúcar.
- 250 g de harina.
- 250 g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 50 g de cacao puro en polvo.
- 100 ml de leche tibia.
- 16 g de levadura química.
- Una pizca de sal.
Para la crema blanca:
- 500 ml de nata para montar muy fría (mínimo 35% en materia grasa).
- 250 g de queso mascarpone o queso de untar.
- 100 g de azúcar.
- 6 hojas de gelatina.
- 100 ml de agua muy caliente.
Para el glaseado de chocolate:
- 160 g de chocolate fondant.
- 120 ml de nata. 
- Una pizca de sal.
- Una hoja de gelatina.

Preparación:

Comenzamos preparando el bizcocho, que haremos mejor el día anterior (una vez frío lo envolveremos en film transparente y lo meteremos en la nevera para que endurezca y al día siguiente podamos cortarlo sin que se nos desmigue mucho). Batiremos muy bien la mantequilla con el azúcar hasta que ésta palidezca y se forme una crema. A continuación añadiremos los huevos de uno en uno, sin añadir el siguiente hasta que el anterior esté completamente integrado. Agregaremos la  harina, el cacao, la levadura y la sal (todos ellos tamizados) removiendo bien y por último, la leche en un chorro fino. Volcamos la masa resultante en un molde previamente engrasado (molde rectangular de 20x30 cm) e introduciremos a horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo, durante 45 minutos o hasta que al pincharlo con un palillo este salga limpio. Retiraremos, dejamos enfriar 15 minutos y desmoldaremos sobre una rejilla hasta que enfríe completamente. 
Para preparar la crema blanca (y ya una vez frío el bizcocho) pondremos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría y una vez hidratadas las desharemos en el agua caliente. Removeremos bien para que se disuelva y dejaremos que alcance la temperatura ambiente. Mientras tanto, batiremos el mascarpone con el azúcar hasta mezclarlos. A continuación añadiremos la nata y batiremos a velocidad alta hasta que comience a montar. En este momento, y sin dejar de batir, incorporaremos la gelatina cucharada a cucharada hasta integrarla completamente. Terminaremos de batir hasta que la nata esté perfectamente montada. Esta crema no puede estar caliente ya que si no la nata no montará. 
Para el glaseado de chocolate hidrataremos la hoja de gelatina en agua fría durante 10 minutos. Pondremos la nata al fuego con la sal y cuando vaya a hervir la retiraremos, añadiremos la gelatina hidratada y bien escurrida y el chocolate troceado. Removeremos bien hasta que el chocolate y la gelatina se diluyan por completo. Dejaremos enfriar un rato para que el glaseado tome cuerpo.
Para el montaje de la tarta, con ayuda de una lira o de un cuchillo abriremos el bizcocho por la mitad a lo largo. Encima de una de las mitades ponemos la crema blanca del relleno, la extenderemos con ayuda de una espátula dejando una capa gruesa y la cubriremos con la otra mitad del bizcocho. Haremos algo de presión sobre el bizcocho con las manos para  nivelarlo, dejando que salga algo de la crema por los bordes. Retiraremos el sobrante con una espátula y llevaremos a la nevera un par de horas para que termine de cuajar. Pasado este tiempo verteremos el glaseado de chocolate por encima repartiéndolo uniformemente.

7 comentarios:

Eva dijo...

¡Qué pinta Silvia! Me encantan los kinder Delice así que esta tarta tengo que probarla.

Marialu dijo...

Qué rico, por favor!

Marialu dijo...

Qué rico, por favor!

mar dijo...

hola guapetona,tu tarta es divina, te quedó de diez, no me extraña que triunfara entre Ana y sus amiguitos del cole, pero te diré que si quieres que el bizcocho no sea tan denso, te recomiendo probar esta versión
http://alimenta-criss.blogspot.com.es/2016/03/tarta-kinder-delice.html
es de Cris de 'alimenta' el bizocho es súper tierno y esponjoso, queda buenísima, aún no la he subido al blog. Un besuco ya me contarás que te parece si lees la receta muaaak

Silvia dijo...

Mar, el problema es que el bizcocho tiene que ser un tanto contundente porque sino no soportaría el peso del relleno y se desmoronaría. Estuve haciendo una prueba con un bizcocho de chocolate super esponjoso pero no me valía para esta receta.
De todas maneras muchas gracias por tu recomendación, me pasaré a verla. Besos guapetona.

CocinandoCon Mandil dijo...

Se ve maravillosa y para un cumple me la guardo.......¡¡¡
Besitos¡¡

Yolanda - Magdalena de Chocolate dijo...

Con la de bizcochitos de esos que me tengo comido en mi adolescencia!! Madre mía!! Qué rica esta tarta!! :D
Un beso!

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com