26 septiembre 2016

Tarta Mousse de Queso

Esta es una de las tartas de queso más ricas que he probado. Esta mal que yo lo diga pero está deliciosa. Reconozco que soy una gran catadora de estas tartas, he probado muchas muchas muchas y esta es sin duda una de mis preferidas.

Su textura a mousse es delicada, suave, esponjosa... un deleite. A la hora de desmoldar hay que tener mucho cuidado porque se nos puede romper debido a la textura de la mousse. No es que no tenga cuerpo si no que al mínimo roce se quedará marcado.

Una opción muy interesante sería hacerla en vasitos, así no hay peligro de se nos desmorone o se nos rompa. La presentación puede ser muy bonita y así tendremos nuestra ración individual. Me encantan los postres en vasitos.
Yo he cubierto esta tarta de queso con mermelada de moras que hizo el año pasado Bertha y que nos regaló unos cuantos botes (los guardo como oro en paño). Puedes hacerla casera desde ya mismo, estamos en plena temporada de moras así que cálzate tus botas de montaña y a patear el monte. 

Puedes ponerle mermelada de fresas, frambuesas o frutos rojos. Cualquiera de ellas le va muy bien. Contrasta genial con el sabor dulce y suave del queso.

He utilizado un molde de 18cm y me ha sobrado un poco de la mousse de queso para un par de vasitos. Así que si utilizas un molde de 20cm te quedará perfecta.
Ingredientes:

Para la base:
- 70 g de galletas maría (12 unidades).
- 35 g de mantequilla.
Para la mousse de cheesecake:
- 200 g de queso de untar.
- 1/2 cucharadita de extracto de vanilla.
- 125 ml de leche entera.
- 75 g de azúcar.
- 5 hojas de gelatina o cola de pescado.
- 400 ml de nata de montar.
Para la cobertura:
Mermelada de mora, frambuesas, fresas o frutos rojos.

Preparación:

Hidrataremos la gelatina en agua fría durante 10 minutos. Haremos la base de la tarta triturando las galletas (bien con la batidora o bien con un rodillo y estas metidas en una bolsa con zip). Mezclaremos las galletas con la mantequilla derretida y extenderemos sobre la base del molde (en la que habremos puesto un papel sulfurizado). Reservaremos en nevera. En una cazuela pondremos a hervir la leche junto con el azúcar, el extracto de vainilla y el queso de untar. Cuando hierva agregaremos la gelatina hidratada y escurrida. Dejaremos que enfríe un poco. Montaremos la nata y se la iremos agregando a la mezcla anterior con movimientos envolventes. Verteremos sobre la base de galleta y dejaremos que repose en la nevera al menos 5 horas, mejor de un día para otro. Una vez haya tomado cuerpo desmoldaremos y pondremos mermelada sobre la tarta.

3 comentarios:

CHARO dijo...

has hablado tan bien de esta tarta que ya la he guardado en favoritos. Las tartas de queso son de mis favoritas, de hecho ya sé qué tarta voy a preparar para el próximo cumpleaños familiar, y como no, será de queso

Mara. Más dulce que salado dijo...

Menuda pinta!! Yo soy una fan absoluta de las tartas de queso, y así tan cemosita me chiflan. Besos

São Ribeiro dijo...

Adoro tartes de queijo e esta ficou divina.
Boa semana

 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com