06 julio 2018

Tarta de Tortitas

Mi propuesta de hoy es un postre para dos. Que tienes un cumpleaños, aniversario o un acontecimiento importante que celebrar con tu pareja, herman@, mejor amigo... esta es tu receta para poner la guinda al pastel y rematar esa celebración.
Los que me seguís conoceis de sobra la caja mensual Degustabox. Pues bien, este mes he elegido la tortitas de Royal que aunque sea un dulce prácticamente elaborado podemos darle una vuelta reconvirtiendo todo un clásico, como son la tortitas, en una tarta digna de una fiesta.

Si te animas y quieres pedir tu primera caja Degustabox estás de suerte porque agregando el código 1038 al realizar tu pedido te beneficias de un descuentazo al realizar el pago. Una caja normal sale por 14,99€ pero al ser tu primera caja te saldrá por 7,99€. Un chollazo porque todos los productos que entran valen mucho más que eso. Además, lo que a mi más me gusta, es que son sorpresa y muchos de ellos novedad en el mercado.
Ingredientes:

- 1 paquete de tortitas Royal (2 sobres).
- 200 ml de leche.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 1/2 cucharadita de mantequilla.
Para el relleno:
Nocilla, Nutella o crema de cacao casera.
Para la crema de queso:
- 15 g de mantequilla a temperatura ambiente.
- 110 g de queso cremoso de untar.
- 40 g de azúcar glass.
- 1/4 cucharadita de ralladura de limón.

Preparación:

Comenzar preparando las tortitas tal y como nos indica el paquete. Mezclando la leche con los polvos de los dos sobres y la vainilla. Ir haciendo las tortitas en una sartén, dos minutos por cada lado, sobre la que habremos repartido la mantequilla por la base y paredes de la misma. Una vez hechas y frías. Untar por un lado de las tortitas la crema de cacao e ir montando las tortitas una sobre otra. La crema de queso la conseguimos mezclando todos los ingredientes. Extenderla por los laterales y la superfice de la tarta. Conservar en nevera. Cuando la vayamos a consumir sacar una hora antes para que se atempere.

03 julio 2018

Sándwich Helado de Cerezas y Nueces

Tenemos instalado el verano y el calor en nuestras ciudades y pueblos. Ahora sí que sí apetecen cosas fresquitas que hagan más llevaderas estas altas temperaturas.

La receta de hoy es para disfrutar tras una comida, a media mañana o tarde. Aunque si os digo la verdad yo me la comería a cualquier hora del día.
Os propongo un helado facilón a más no poder donde no hace falta heladera ni ningún utensilio que no tengas en la cocina. Haremos unos sándwiches de helado donde la galleta será de avena y el helado llevará fruta de temporada y un fruto seco que me encanta, las nueces.
¿Sabias que Julio es el mes de las nueces? Así que tengo que hacer un homenaje a este superalimento. Las galletas llevan nueces trituradas y el helado trocitos de estas. El sabor es espectacular. Encontrarte con ese sabor en la galleta y el crujiente en el helado hacen que se conviertan en el helado por excelencia este verano.

Que no te asuste todos los ingredientes y la elaboración. Me ha costado casi más escribirlo que hacerlo. ¡Venga! Manos a la obra y sorprende a los tuyos con esta delicia helada.
Ingredientes:

Para el glaseado de cerezas:
- 15 cerezas.
- 10 g de azúcar.
- Unas gotas de limón.
Para el helado de cerezas y nueces:
- 20 g de nueces California picadas toscamente.
- 1 cucharadita de extracto de vainilla.
- 200 ml de nata de montar con más de un 35% de materia grasa.
- 100 g de leche condensada.
Para las galletas de avena (14 unidades):
- 50 g de mantequilla derretida.
- 4 cucharadas de azúcar mascavado.
- 50 ml de leche entera.
- 20 g de miel.
- 1/2 cucharadita de extracto de vainilla.
- 125 g de copos de avena.
- 50 g de harina de avena.
- 15 g de nueces de California.
- Una pizca de sal.

Preparación:

Lo primero de todo será prepara el helado. Es preferible prepararlo el día anterior para asegurarnos de que ha cogido cuerpo. Para ello tenemos que preparar el glaseado de cerezas. Quitaremos las pepitas y el rabito de estas y las trocearemos. Ponerlas en un cazo junto con el azúcar y el limón. Cocer 5 minutos. Depositarlas en un plato y dejar que enfríen. Mientras mezclar la leche condensada con el extracto de vainilla y las nueces. Montar la nata (que ha de estar muy fría) y unirlo a la mezcla anterior con movimientos envolventes. Finalmente añadir las cerezas glaseadas y mezclar ligeramente. Verter en un molde y llevar al congelador por un espacio de al menos 8 horas para que congele bien.
Para hacer las galletas tenemos que mezclar la mantequilla con el extracto de vainilla, leche, la miel, las nueces picadas toscamente y el azúcar. Agregar la harina de avena y los copos y la sal. Conseguiremos una masa que no ha de ser pegajosa. Hacer bolas del tamaño de una nuez y aplastar con la palma de la mano. Poner sobre la bandeja del horno (sobre la que habremos puesto un silpat o papel de hornear). Precalentar el horno a 190º con calor arriba y abajo. Hornear a 180º 15 minutos. Una vez fuera del horno dejar las galletas 10 minutos en la bandeja y pasado este tiempo ponerlas sobre una rejilla y dejar enfriar por completo.
Con ayuda de una cuchara de helado coger bolas del mismo y depositar en una de las galletas de avena y tapar con otra galleta.
 

2013 / Mi dulce tentación. ® es una marca registrada / Fotografia y contenido: Silvia / Diseño: InforPak.com